Parteras tradicionales siguen vigentes en el estado: SS

“Las parteras tradicionales siguen siendo parte del sistema de medicina tradicional de una comunidad, muchas veces indígenas.  Han practicado por cientos de años el modelo tradicional de atención del embarazo, parto, puerperio y recién nacido con mucho éxito, por lo que nosotros como Secretaría de Salud debemos fortalecer su actuar con capacitación y herramientas”, indicó Mónica Liliana Rangel Martínez.

 En el Marco del Día Internacional de la Partera que se celebra el 5 de mayo, la Secretaria de Salud del estado dio a conocer que en el estado existen un total de 323 parteras tradicionales, de las cuales 319 son mujeres (4 hombres); un 80% de ellas están ubicadas en la región Huasteca, además existen en todas las jurisdicciones sanitarias.

 Reconoció que en las comunidades tienen vínculo directo con el personal que forma parte de la Unidad Médica Móvil de la Secretaría, conformada por un médico, enfermera y promotor de salud; además poseen autorización expedida por los Servicios de Salud  que las habilita como tales.

 “Cada año hacemos de dos a tres reuniones con ellas, ya que es importante que reciban capacitación institucional sobre temas de salud como atención a embarazadas, puérperas, embarazo de riesgo, planificación familiar, ellas muchas veces se convierten en quienes avisan a la Brigada para hacer traslados urgentes a los hospitales, son un eslabón muy importante sobre todo en el tema de embarazos y control del niño sano”, indicó Mónica Liliana Rangel.

 Además, explicó que a parteras se les brinda información periódica, actualizada y respetuosa de sus usos y costumbres, parto humanizado, en las instituciones de salud pública que lo implementen.

 La Partería Tradicional se describe como un agente sanitario tradicional que se encarga del cuidado de la mujer y el recién nacido durante la gestación, el parto y puerperio, que por su impacto y liderazgo juega un papel crucial de enlace entre la comunidad y las Unidades de Salud, siendo una fortaleza porque se difunden  estrategias de prevención y promoción mediante el Personal Voluntario Comunitario (P.T.), procurando el respeto a la cultura de la localidad.

 Con el tiempo, la partería ha logrado además incrementar sus niveles de entrenamiento formal (al igual que la enfermería) y sustituir parcialmente la racionalidad tradicional del proceso reproductivo por uno más moderno y humanista, promoviendo elementos fundamentales como los derechos sexuales y reproductivos y el respeto a las preferencias de las mujeres.

Entradas relacionadas