“97 por ciento de los compromisos que firmé habrán de cumplirse”: EPN

Dentro de ellos no estaba la agenda de Reformas Estructurales que quizá sea de lo más importante y relevante que habremos logrado en esta Administración, destacó.

Firmó los Decretos de Declaratoria de las Zonas Económicas Especiales de Salina Cruz, Oaxaca, y de Progreso, Yucatán.
Con ellas, son ya cinco Zonas Económicas Especiales con inversiones comprometidas, al día de hoy, de más de seis mil 200 millones de dólares, subrayó.
El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, firmó hoy los Decretos de Declaratoria de las Zonas Económicas Especiales (ZEE) de Salina Cruz, Oaxaca, y de Progreso, Yucatán, que forman parte de los compromisos de Gobierno establecidos y de los que, dijo, al menos el 97 por ciento habrán de cumplirse al término de su Administración.

Aseguró que en su sexto año de Gobierno, “estamos avanzando en la concreción de los compromisos que hice frente a los mexicanos, los compromisos que firmé”, y dentro de ellos no estaba “la agenda de Reformas Estructurales que, sin duda, quizá sea de lo más importante y relevante que habremos logrado en esta Administración”.

Señaló que hizo 266 compromisos, de los cuales 60 por ciento ya se han cumplido y el resto están en proceso de cumplimiento. “Serán muy pocos los compromisos que quizá no alcancemos a materializar”, añadió.

El Presidente de México mencionó que a la fecha se han declarado cinco Zonas Económicas Especiales “y eventualmente, podremos llegar hasta siete, que es la proyección que hemos hecho desde el Gobierno de la República”.

“Hoy tenemos ya Puerto Chiapas; tenemos Lázaro Cárdenas, con un impacto, no sólo en Michoacán, sino también en Guerrero, en el municipio de La Unión; tenemos Coatzacoalcos, son las tres zonas declaradas hace un par de meses como Zonas Económicas Especiales; y hoy dos más que estamos declarando: Progreso, y ésta que es Salina Cruz”, indicó.

Aseguró que ya hay inversiones comprometidas. “Estamos hablando al día de hoy de más de seis mil 200 millones de dólares que ya se han comprometido, que se están materializando en inversiones por parte de distintas empresas, precisamente, en estas cinco Zonas Económicas Especiales”.

Precisó que para éstas “estamos proyectando que en los próximos diez o 15 años se tenga una inversión del orden de 36 mil millones de dólares, es decir, 700 mil millones de pesos. Es, prácticamente, una sexta parte del presupuesto total que tiene el Estado Mexicano en 2017”.

“Es bien importante lo que esto significa. Esto va a traer desarrollo, generación de empleos, oportunidades, y sobre todo, algo bien relevante: empleos mejor remunerados, empleos bien pagados, porque las empresas que aquí habrán de instalarse, aprovechando esos incentivos que genera el ser Zonas Económicas Especiales, van a crear empleos calificados, o van a demandar empleos calificados, experimentados”. “Ésa es la ruta que estamos impulsando para el sur-sureste del país”, resaltó.

Dijo que junto a la Declaratoria de Zonas Económicas Especiales, hay otros mecanismos de impulso como la conectividad, el desarrollo de infraestructura, y la materialización de las Reformas Estructurales.

El Presidente Peña Nieto puntualizó que las ZEE de Salina Cruz, Oaxaca, y de Progreso, Yucatán, son la “siembra de una semilla que deberá dar importantes frutos a estas dos regiones de nuestro país”, y van a permitir “que puedan incorporarse a igual ritmo y a mayor desarrollo como lo están teniendo otras partes”.

Expuso que el Gobierno de la República decidió crear las ZEE a partir de un diagnóstico y de una realidad “que queremos cambiar. Queremos impulsar la transformación, especialmente de regiones de nuestro país que, teniendo un gran potencial, es decir, una gran oportunidad de mayor desarrollo, se han quedado rezagadas con respecto al desarrollo que otras partes de la República han venido teniendo”.

“Pero no basta o no es suficiente con el hecho de que haya pobreza y marginación, sino es ubicar demarcaciones que, dado su potencial por su ubicación geográfica, por su conectividad, y potencial conectividad, por la infraestructura existente y la que eventualmente se pueda desarrollar, puedan, realmente, lograr mejores condiciones para la generación de empleos”, agregó.

Subrayó que “en el tiempo vamos a ir viendo los efectos de esta Declaratoria. No es algo que ocurra de un día para otro, ni de la noche al día, sino que tomará tiempo, tomará varios años; pero luego dejamos de preguntarnos quién sembró aquellos árboles que hoy dan sombra, que hoy dan oxígeno, que alguna vez se sembraron, alguna vez fueron una pequeña semilla que floreció, que generó troncos robustos. Esto es lo que va a ocurrir con estas Zonas Económicas Especiales que están naciendo, además, acompañadas ya de inversiones comprometidas”.

Al recordar que hace unos días estuvo en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en París, el Titular del Ejecutivo Federal destacó que es sorprendente cómo el mundo, los expertos, “han apreciado y han valorado lo mucho que se ha hecho en México y la relevancia que tienen las reformas estructurales que se han logrado materializar”.

Refirió que de los 35 países más desarrollados del mundo que agrupa la OCDE, el que ha logrado materializar más reformas estructurales ha sido México, y “se ha vuelto referente para lo que otros países deberán hacer para impulsar su propio desarrollo”.

“Luego se deja de ver dónde está México y cómo ocupa México primeros lugares en muchos ámbitos, por ejemplo, en el modelo educativo. Hoy está siendo valorado y apreciado, precisamente, por estos grupos de especialistas. México es el primer país de todo el mundo que tiene mayor cobertura a nivel preescolar, 94 por ciento de cobertura a nivel prescolar. Ningún otro país del mundo y ninguno de esos países desarrollados tienen ese nivel de cobertura”.

“Ningún otro país, dentro de esos 35, tiene tal nivel de compromiso con el cuidado de nuestro medio ambiente. Ningún otro país ha impulsado reformas y cambios estructurales que le van a dar a su población condiciones de mayor desarrollo y prosperidad. Eso es lo que México ha venido construyendo con la participación de la ciudadanía”.

En este Puerto de Salina Cruz, el Presidente Peña Nieto afirmó que en Oaxaca se ha entregado casi el 95 por ciento de las tarjetas a las personas afectadas por los sismos de septiembre pasado, y resaltó que éstos dejaron el reto de la “reconstrucción de 27 mil casas que eventualmente vamos a lograr materializar en los próximos meses”.

“Esta es ocasión para decirle a los oaxaqueños, especialmente a las familias damnificadas, que no han estado solas, que seguimos aquí cerca de ustedes y no dejaré de visitar esta entidad y los otros estados afectados para acompañar este proceso de reconstrucción y a las familias que resultaron afectadas. No están solos, el Presidente de la República está con ustedes”, concluyó.

LAS ZEE SON PARA DETONAR EL CRECIMIENTO Y EL DESARROLLO ECONÓMICO, DE ACUERDO A SU POTENCIAL Y A SU LOCALIZACIÓN ESTRATÉGICA: JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ ANAYA

El Secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio González Anaya, afirmó que en todo el mundo, las zonas económicas especiales han sido sumamente útiles, por lo que, con su visión y empeño, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, decidió sumarse a este esfuerzo e incluir estas zonas “para detonar el crecimiento y el desarrollo económico de acuerdo a su potencial y a su localización estratégica”.

Dijo que con los mecanismos que se han puesto en marcha, se buscará que estas Zonas sean verdaderos polos de desarrollo, por lo que consideró que el entusiasmo del Gobernador Alejandro Murat Hinojosa “está bien fundado; el futuro de Salina Cruz y de Oaxaca es promisorio”.

Señaló que las Zonas Económicas Especiales de Coatzacoalcos y Salina Cruz son importantes porque forman parte del Corredor Transístmico, ya que unen el Océano Pacífico y el Atlántico en 300 kilómetros, y el potencial es enorme, no nada más es el comercio.

Mencionó que “lo que se está buscando aquí, además, es potenciar las inversiones limpias, las inversiones eólicas, las inversiones geotérmicas.

Subrayó que hoy se declara también como Zona Económica Especial la de Progreso, Yucatán, que es una zona especial de nicho que busca desarrollar el área de informática, de tecnologías de información y de desarrollo de alta tecnología.

Entradas relacionadas