Circuito cerebral ayuda a aprender a través de la observación

México, .- A menudo las personas repiten las acciones de otras con solo observarlas, este tipo de enseñanza es conocida como aprendizaje observacional, el cual ofrece una gran ventaja evolutiva, aseguró la investigadora del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), Kay Tye.

La científica y su equipo han realizado un estudio e identificaron el circuito cerebral que se requiere para este tipo de aprendizaje, el cual es distinto de la red cerebral utilizada para aprender de las experiencias de primera mano, pues depende de la información de una parte del cerebro responsable de interpretar las señales sociales.

Estudios previos de exploración cerebral en humanos sugirieron que dos partes del cerebro conocidas como corteza cingulada anterior (ACC) y amígdala basolateral (BLA), están activas cuando se aprende observando a los demás.

La ACC está involucrada en la evaluación de la información social, entre otras funciones, y la BLA juega un papel clave en el procesamiento de las emociones; sin embargo, no se sabía cómo interactúan estas regiones para aprender de las experiencias de los demás.

Para tratar de desentrañar este proceso, el equipo del MIT investigó qué sucede en los cerebros de los ratones mientras observan a otro ratón recibiendo descargas eléctricas combinadas con una señal como un tono o luz.

Durante este procedimiento, los ratones que reciben los golpes aprenden a temer la señal y se congelarán cuando lo escuchen más tarde.

Los investigadores descubrieron que cuando los ratones que habían observado este proceso escucharon la señal un día después, se congelaron por el miedo, a pesar de que no habían experimentado ninguna sacudida durante el acondicionamiento.

Una vez que los investigadores demostraron que los ratones habían aprendido a conectar la señal y el shock simplemente observando a otros ratones, se dispusieron a descubrir qué estaba sucediendo en la ACC y la BLA cuando los ratones observadores aprendieron a hacer la asociación.

Registraron la actividad eléctrica en ambas regiones mientras los ratones observaban el proceso de acondicionamiento del miedo, luego realizaron un nuevo tipo de análisis llamado análisis de trayectoria neuronal, que revela cómo las neuronas cambian sus tasas de activación a medida que se aprende un comportamiento.

Este estudio, realizado por la autora del estudio y estudiante de posgrado del MIT, Chia-Jung Chang, mostró que la ACC se vuelve mucho más activa a medida que el ratón observa la experiencia de otro ratón, luego transmite información sobre la experiencia al BLA, que lo usa para formar una asociación.

“El cíngulo anterior está transmitiendo que hay información importante para extraer del demostrador. Se trata de traducir información socialmente derivada y enviarla al BLA para asignar allí valor predictivo”, apuntó Tye.

En experimentos posteriores, los investigadores identificaron neuronas específicas en la ACC que se conectan directamente con las neuronas en la BLA, pero cuando bloquearon esas conexiones durante la tarea de aprendizaje observacional, los ratones no aprendieron a temer la señal.

Por lo que cuando bloquearon la conexión ACC a BLA en ratones que estaban recibiendo descargas emparejadas con un tono, no hubo efecto en la capacidad del ratón observador de conectar la señal con el choque, ofreciendo evidencia adicional de que este circuito está específicamente involucrado en el aprendizaje de otros.

“Si el animal está teniendo la experiencia de forma subjetiva, no tiene que extraer información de otro animal. Eso es lo que nos permitió concluir que el cingulado anterior proporciona información derivada socialmente”, añadió la experta en un comunicado del MIT.

Los científicos también mostraron que la ACC es necesaria para tipos más generales de comportamiento social, como la interacción con un ratón juvenil no amenazante; mientras que la entrada ACC al BLA también es necesaria para aprender a temer a un mouse agresivo después de verlo interactuar con otro mouse.

Tye adelantó que ahora espera estudiar si este circuito también está activo cuando los ratones aprenden de otros tipos de experiencias, como ver a otro ratón ganar una recompensa por realizar una tarea en particular.

9 May (Notimex)

Entradas relacionadas