Concluye fase de pilotaje del nuevo formato del Informe Policial Homologado

El Informe Policial Homologado es el instrumento base para la actuación de los policías primeros respondientes en el Sistema de Justicia Penal Acusatorio

 

 

 

El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) informa que en el mes de octubre se llevaron a cabo las pruebas piloto del Informe Policial Homologado (IPH) en seis entidades del país: Hidalgo, Querétaro, Chihuahua, Veracruz, Nuevo León, y Ciudad de México.

En la Ceremonia de Clausura de la Fase de Pilotaje del Nuevo Formato del IPH, que se llevó a cabo hoy en las instalaciones del Instituto Técnico de Formación Policial de la Ciudad de México, el titular del SESNSP, Álvaro Vizcaíno Zamora, destacó la participación de las Conferencias de Seguridad Pública, Procuración de Justicia y Seguridad Pública Municipal quienes contribuyeron activamente para llevar a cabo las convocatorias a las distintas secretarias de seguridad pública estatales y municipales, delegaciones de la PGR y las procuradurías de justicia estatales o fiscalías.

Dijo que con base en las opiniones emitidas por los participantes en la prueba piloto, se obtuvieron los siguientes consensos que permitirían reducir la extensión del IPH entre 5 y 10 por ciento:

Establecer criterios para el llenado de los croquis a efecto de evitar la pérdida de tiempo y posibles contradicciones durante la judicialización del delito.

Ampliar el espacio para la narración de los hechos por el primer respondiente, con la finalidad de que pueda realizarlo con mayor detalle y mejor calidad de la escritura, en beneficio de los agentes del MP que toman la información esencial para la integración de las carpetas de investigación; así como de los capturistas que trasladan la información a la base de datos nacional.

Reducir el número de fechas y horas a lo largo del formato para concentrarse en los aspectos centrales de la intervención policial: conocimiento del hecho, intervención, detención y puesta a disposición. Lo anterior permitirá disminuir el tiempo de llenado, evita posibles contradicciones en el registro de la información y otorga certidumbre al primer respondiente.

Disminuir y simplificar los anexos por medio de su incorporación al cuerpo principal del formato, situación que facilitaría su llenado al requerir la información de manera continua, reduciendo el tiempo para el registro de los datos y la posibilidad de contradicciones.

Vizcaíno Zamora señaló, que durante las sesiones en los diversos estados, no solo se revisó el formato, también se obtuvo información sobre el proceso que se sigue desde su llenado, la entrega en la agencia del MP, su captura en el sistema y su posterior resguardo, con la finalidad de conocer las buenas prácticas aplicadas en cada entidad.

Las pruebas piloto del Informe Policial Homologado se realizaron con base en el Acuerdo 11/XLII/17 del Consejo Nacional de Seguridad Pública, en el que instruyó al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública para que, en coordinación con la Procuraduría General de la República (PGR) y la Oficina del Comisionado Nacional de Seguridad (CNS), establecieron las acciones necesarias para su adecuada implementación a partir de 2018.

En el desarrollo de las pruebas piloto del Informe Policial Homologado, las entidades federativas participantes fueron seleccionadas bajo un criterio incluyente donde se consideró a aquellas que, durante la fase de diagnóstico presentaron buenas prácticas, así como otras donde se identificaron áreas de oportunidad, con la finalidad de observar la operación del formato bajo condiciones y capacidades diversas.

En el pilotaje participaron alrededor de 300 policías de los tres órdenes de gobierno y agentes del Ministerio Público (MP) federal y estatal. El objetivo de la prueba es evaluar la eficiencia operativa del formato en campo, identificando su utilidad para la labor del primer respondiente, así como su cumplimiento como instrumento base para los fines de investigación del Sistema de Justicia Penal Acusatorio, con el propósito de realizar los últimos ajustes y mejoras antes de su entrada en operación.

El pilotaje es el primero de los pasos que se deberán ejecutar para la implementación del IPH; como resultado de la prueba y los ajustes al formato que de ésta se deriven. Además, iniciará el desarrollo de lineamientos, sistema, programa de capacitación, así como la armonización del protocolo del primer respondiente, todos ellos elementos que deben acompañar al IPH para su adecuada implementación durante 2018.

 

Entradas relacionadas