Ejercicio y alimentación sana reducen síntomas de menopausia

Cuatro de cada 10 mujeres fallecen después de la menopausia, por alteraciones cardiovasculares.

Llevar una alimentación sana y practicar ejercicio habitualmente reducen los riesgos asociados a la menopausia, etapa en la que los ovarios dejan de producir estrógenos y óvulos, por lo cual desaparece paulatinamente la menstruación y se presentan cambios físicos y psicológicos en la mujer.

En entrevista, el médico adscrito al Servicio de Ginecología y Medicina en Reproducción del Hospital General de México Eduardo Liceaga, Roberto Cervera Aguilar, precisó que los síntomas comunes de la menopausia son el aumento de peso, descalificación ósea, colesterol alto o enfermedad cardiovascular.

En algunos casos, los síntomas empiezan a los cuarenta años y son más perceptibles a partir de los 45. Durante dos años en promedio, hay cambios en el ritmo menstrual o sangrados en mayor cantidad e incluso hemorragias.

Cervera Aguilar puntualizó que también se pueden presentar bochornos, con sensación ascendente que empieza en cara, cuello, tórax y se acompaña por dilatación de los vasos, lo que provoca que la cara se torne de color rojo. Son más frecuentes por la noche y provocan trastornos del sueño.

Mientras que la disminución en la producción de estrógenos disminuye la libido y provoca dolor durante las relaciones sexuales, además de sensación de orinar con frecuencia, disminución de la densidad ósea y cabello quebradizo. Asimismo, puede haber cambios en el estado de ánimo, depresión o tristeza, tendencia al llanto, melancolía e irritabilidad.

El tratamiento se basa en la aplicación de hormonas, toma de estrógenos y antidepresivos que ayudan a manejar la depresión y los bochornos.

Finalmente, dijo que la principal causa de muerte en mujeres posmenopáusicas son las alteraciones cardiovasculares, ya que cuatro de cada diez fallecen después de esa etapa.

 

Entradas relacionadas