El 21 de abril de 1910 falleció el escritor, Mark Twain, recordado por obras como “Las aventuras de Tom Sawyer” y “El príncipe y el mendigo”.

Biografia

Samuel Langhorne Clemens, conocido por el seudónimo de Mark Twain (Florida, Misuri, 30 de noviembre de 1835-Redding, Connecticut, 21 de abril de 1910), fue un popular escritor, orador y humoristaestadounidense. Escribió obras de gran éxito como El príncipe y el mendigo o Un yanqui en la corte del Rey Arturo, pero es conocido sobre todo por su novela Las aventuras de Tom Sawyer y su secuela Las aventuras de Huckleberry Finn.

Twain creció en Hannibal (Misuri), lugar que utilizaría como escenario para las aventuras de Tom Sawyer y Huckleberry Finn. Trabajó como aprendiz de un impresor y como cajista, y participó en la redacción de artículos para el periódico de su hermano mayor Orion. Después de trabajar como impresor en varias ciudades, se hizo piloto navegante en el río Misisipi, trabajó con poco éxito en la minería del oro, y retornó al periodismo. Como reportero, escribió una historia humorística, La célebre rana saltarina del condado de Calaveras (1865), que se hizo muy popular y atrajo la atención hacia su persona a escala nacional, y sus libros de viajes también fueron bien acogidos. Twain había encontrado su vocación.

Consiguió un gran éxito como escritor y orador. Su ingenio y sátira recibieron alabanzas de críticos y colegas, y se hizo amigo de presidentes estadounidenses, artistas, industriales y realeza europea.

Carecía de visión financiera y, aunque ganó mucho dinero con sus escritos y conferencias, lo malgastó en varias empresas y se vio obligado a declararse en bancarrota. Con la ayuda del empresario y filántropo Henry Huttleston Rogers finalmente resolvió sus problemas financieros.

Twain nació durante una de las visitas a la Tierra del cometa Halley y predijo que también «me iré con él»; murió al siguiente regreso a la Tierra del cometa, 74 años después. William Faulkner calificó a Twain como «el padre de la literatura norteamericana»

En sus inicios como escritor, Twain escribía versos ligeros y humorísticos, pero evolucionó en un cronista de las vanidades, hipocresías y crueldades de la humanidad. A mitad de su carrera, con Huckleberry Finncombinó un humor fértil con una narración sólida y con la crítica social. Twain fue un maestro del lenguaje coloquial, y ayudó a crear y a popularizar una literatura estadounidense con personalidad propia, basada en temas y lenguaje norteamericanos. Muchas de sus obras han sido prohibidas por diferentes motivos; Las aventuras de Huckleberry Finn se han prohibido repetidamente a las escuelas secundarias estadounidenses, a menudo por su utilización frecuente de la palabra nigger («negro» o incluso «negrata», en inglés) para referirse a las personas de color, un término que era de uso común en el periodo previo a la Guerra de Secesión en el lugar donde se desarrolla la acción de la novela y que los defensores de esta obra argumentan que la utilización de ese estereotipo forma parte de la satírica forma de escribir del autor, pero que también puede tener una connotación racista y peyorativa.72​73​

Una relación completa de sus trabajos es casi imposible de compilar debido al enorme número de trabajos escritos por Twain (a menudo en periódicos poco conocidos) y el hecho de que utilizó varios seudónimos diferentes. Además, una gran parte de sus discursos y conferencias se ha perdido o no llegó a transcribirse; así, la recopilación de sus obras es un proceso todavía inacabado. Sus investigadores todavía encuentran en la actualidad trabajos publicados del autor.

Primeros trabajos periodísticos y conferencias sobre viajes

En 1863, cuando trabajaba en el periódico de Virginia City Territorial Enterprise, Clemens conoció al abogado Tom Fitch, redactor del periódico de la competencia Virginia Daily Union y reputado orador (se le conocía como «pico de oro» del Pacífico); Twain atribuyó a Fitch ser la persona que le dio su «primera lección realmente provechosa» sobre como escribir. En 1866, Clemens dio una multitudinaria conferencia sobre las islas Sándwich (en la actualidad las Hawái) en Washoe, Nevada y, aunque Fitch consideró que su discurso había sido magnífico, dio algunos consejos sobre ciertos puntos del discurso que a su entender debería evitar en el futuro.

 

Legado

Más de cien años después de su muerte, el legado de Twain perdura en todo el mundo, especialmente en Estados Unidos. En su honor, diversas escuelas reciben su nombre, como la Escuela Primaria Mark Twain en Houston, Texas, que tiene una estatua del autor sentado en un banco, o la Escuela Media Mark Twain en Nueva York, así como diversos centros de educación secundaria en varios estados estadounidenses, como la Escuela Secundaria Samuel Clemens en Schertz, cerca de San Antonio, Texas, y otras estructuras, como el puente Mark Twain Memorial Bridge, situado sobre el río Misisipi cerca de Hannibal. El Ejército de los Estados Unidos cuenta con una instalación localizada en el distrito de Südstadt en Heidelberg, Alemania, que recibe el nombre de Mark Twain Village.

Existen diversos premios en su honor. En 1998, el Centro John F. Kennedy para las Artes Escénicas creó el Premio Mark Twain al Humor Americano, que se concede anualmente. El Premio Mark Twain es un premio concedido anualmente a un libro para niños que cursen del cuarto al octavo grado por la Asociación de Bibliotecarios Escolares de Misuri. La Universidad Stetson en DeLand (Florida) patrocina el Taller de Jóvenes Autores Mark Twain cada verano en la colaboración con el Mark Twain Boyhood Home & Museum en Hannibal; el programa está abierto para autores jóvenes que estudien entre los grados cinco y ocho.​ El museo también patrocina el Premio Docente Creativo Mark Twain.

Placa en honor de Twain en el Sydney Writers Walk

del Festival Literario de Sídney, Australia.

Algunos edificios asociados a la vida del autor, incluidas algunas de sus múltiples viviendas, han sido conservados como museos. Su lugar de nacimiento se conserva en Florida (Misuri). El Hogar de la Infancia y Museo de Mark Twain en Hannibal (Misuri) conserva el escenario de algunos de los trabajos más conocidos del autor. La casa de la amiga de su infancia Laura Hawkins, de la que se dice que fue la inspiración para su personaje ficticio Becky Thatcher, se conserva como la «Thatcher House». En mayo de 2007 se abrió al público una meticulosa reconstrucción de la casa de Tom Blankenship, que inspiró el personaje de Huckleberry Finn. La casa familiar que construyeron en Hartford (Connecticut), donde él y su esposa criaron a sus tres hijas, es conservada y abierta al público como la Casa de Mark Twain.

Estampilla del Servicio

Postal con la efigie de Twain.

El asteroide descubierto en 1976 denominado 2362 Mark Twain, recibió este nombre en su honor.​ Se han emitido varios sellos postales en honor del autor y de sus obras en los Estados Unidos.​

El actor Hal Holbrook creó un espectáculo unipersonal llamado Mark Twain Tonigh, monólogo que ha realizado con regularidad durante más de 57 años.​ El emitido por la CBS en 1967 le proporcionó un Premio Emmy. De las tres temporadas en Broadway(1966, 1977 y 2005), con la primera consiguió un Premio Tony.

Entradas relacionadas