Especialista considera que los tatuajes aún generan discriminación

México, 3 Ene (Notimex).- El tatuador mexicano Jonathan Pérez considera que se ha avanzado en el tema de discriminación hacia las personas con tatuajes, aunque todavía falta mucho que trabajar en este aspecto.

“Ya no se discrimina tanto como antes, pero aún falta concientizar a la gente que todavía es retrógrada”, declaró en entrevista con Notimex.

Mencionó que es fanático de esta práctica desde los 17 años, tiempo en el que se hizo su primer tatuaje: una pulsera, razón por la cual sufrió de discriminación por sus compañeros en la preparatoria.

“Cuando vieron que llevaba ese mínimo dibujo, a veces no me querían atender, se las traían contra mí, a veces al momento de subirme al microbús o al metro, me ven con el brazo o las manos tatuadas y se me quedan viendo, casi casi diciendo: ese chavo me va a asaltar”, dijo.

Aseveró que se dedica completamente al tatuaje, y la pregunta más frecuente de sus clientes, es en qué lugar duele más.

Platicó que tiene alrededor de tres años que asiste a eventos de esta temática, como por ejemplo la Expo Tattoarte 2017, en donde tiene la oportunidad de ver diferentes técnicas del dibujo, así como convivir con gente que tiene los mismos gustos.

Confesó que ya perdió la cuenta de cuántos tatuajes tiene: todo un brazo completo, medio del otro, en el pecho, la mayoría de una pierna y la espalda.

“En el brazo completo tengo muchas cosas mexicanas, es como una retrospectiva en la historia de México, en la cultura, folclor, en todo este ámbito”, detalló.

“Estoy orgulloso de mis tatuajes, los que son a color, se mete un poco más la aguja en la piel, lo que me he dado cuenta es que la sombra es lo que duele menos”.

Cuando inició en esto siempre se acercaba a sus amigos tatuadores, se empezó a involucrar en el ambiente y se dio cuenta cómo hay algunas trabas cuando sé es aprendiz.

“Veía cómo preparaban la mesa para tatuar, la de trabajo; me fueron guiando, al principio mi familia sí me apoyó, a pesar de qué me cuestionaban por qué hacía estas locuras, pero cuando se dieron cuenta de que yo quería dedicarme a esto me pusieron para mi kit inicial de tatuaje”.

Aclaró que hay alrededor muchos tabúes con las personas que viven así, uno de ellos es la donación de sangre, que afirmó sí se puede hacer.

“No hay problema, de hecho llega gente sin piezas artísticas en la piel, pero que traen tatuadas las cejas o alrededor de los ojos, esos no los notas, más en las mujeres que lo ves como maquillaje”.

Un consejo que dio a las personas que se van a tatuar, es conocer perfectamente con quien van a trabajar, porque piensa que en ocasiones hay tatuadores que se sienten súper estrellas.

“Si no te llevas bien con él, mejor vete, porque sí es muy incómodo que vayas a tatuarte y éste sea muy payaso, que se sienta divo; será una experiencia única en tu vida, entonces sí tienes que ver para que te pases un buen rato, porque compartirás entre cuatro, cinco horas o las sesiones que vengas con tu tatuador”, concluyó.

Por Armando Pereda Maldonado

 

Entradas relacionadas