Estudios de ONU Mujeres señalan que 9 de cada 10 mujeres sufren algún tipo de violencia sexual en sus trayectos diarios.

Iniciativas para combatir el acoso callejero

Para compartir experiencias y buscar soluciones para atacar esta problemática, la Ciudad de México fue sede del tercer Foro Global Ciudades y Espacios Públicos Seguros para Mujeres y Niñas organizado por ONU Mujeres y el Gobierno de la Ciudad de México.

En todo el mundo, entre 50% y 100% de las mujeres y niñas sufren acoso sexual y otras formas de violencia sexual en los espacios públicos, incluyendo las calles, la escuela, lugares de trabajo, parques y espacios abiertos, entre otros. Se trata de una de las formas de violencia contra las mujeres más frecuentes que existen.

Uno de estos espacios es el transporte público. Estudios de ONU Mujeres señalan que en la Ciudad de México, 9 de cada 10 mujeres sufren algún tipo de violencia sexual en sus trayectos diarios.

La gravedad de este fenómeno alrededor del mundo es tal que Ana Güezmes García, representante de ONU Mujeres en México, ha señalado que: “El acoso y la violencia sexual en los espacios públicos tienen un carácter de epidemia global, aún poco visible”.

Para compartir experiencias y buscar soluciones para atacar esta problemática, la Ciudad de México fue sede del tercer Foro Global Ciudades y Espacios Públicos Seguros para Mujeres y Niñas organizado por ONU Mujeres y  el Gobierno de la Ciudad de México, con la cooperación de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México y  la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

En él, 200 representantes de gobiernos nacionales y locales, líderes y lideresas comunitarias, organizaciones civiles, grupos de mujeres de todos los continentes y representantes de la academia discutieron algunas de las políticas públicas y acciones más exitosas para erradicar la violencia sexual y el acoso callejero en las ciudades.

Soluciones para combatir el acoso callejero

Una de las formas más efectivas para atacar el acoso callejero en los espacios públicos tiene que ver con la mejora en los servicios de transporte público.

De esta forma, el programa Ciudades Seguras, impulsado por ONU México y financiado por AECID en colaboración con el gobierno de la Ciudad de México, ha permitido aumentar el acceso a autobuses exclusivos de mujeres, conocidos como “autobuses Atenea”, así como la creación de nuevas rutas y centros de apoyo a las mujeres y niñas en las líneas de metro y metrobús.

Estos centros ayudan a las mujeres a denunciar incidentes de acoso sexual y otras formas de violencia sexual, prestándoles el apoyo emocional y psicológico necesario.

Otras acciones incluyen mejorar la iluminación y la vigilancia en las paradas de autobús y en otros espacios públicos, así como la implementación de nuevas herramientas como la app Vive Segura, la cual permite a las mujeres denunciar incidentes de violencia sexual y acoso en espacios públicos, con lo cual las mujeres pueden evaluar la seguridad de un vecindario o espacio público y transmitir su opinión y recomendaciones.

Si bien estas iniciativas son apenas parte de la solución, sin duda contribuyen a generar espacios libres de violencia con el fin de impulsar la igualdad de oportunidades que necesitamos para que las mujeres alcancen su pleno desarrollo y ejerzan su derecho a transitar de forma segura por los espacios públicos.

Así que si has sido víctima de acoso callejero, una forma de contribuir a erradicar este problema es alzando la voz y denunciando estos hechos, ya sea a través de redes sociales, la app Vive Segura o los módulos destinados para este fin.

Entradas relacionadas