IMSS estudia factores ambientales que pueden ocasionar cáncer

Guadalajara, 2 Sep (Notimex).- El Laboratorio de Mutagénesis del Centro de Investigación Biomédica de Occidente (CIBO) del IMSS en Jalisco, investiga factores ambientales de genotoxicidad que puedan dar lugar a enfermedades como el cáncer, primordialmente en niños.

El titular del CIBO del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Guillermo Zúñiga González, explicó que analizan agentes que dañen el ADN del organismo con estudios experimentales de genotoxicos ambientales, físicos, químicos o biológicos.

“Queremos identificar, desde medicamentos, agentes físicos, todo lo que pueda producir daño”, detalló el investigador titular D, adscrito a la División de Medicina Molecular.

Señaló que el inicio de estas líneas de investigación han sido probadas con más de 150 especies animales, en las cuales incluso ya se pueden advertir daños que ocasionan agentes como el caso de la luz ultravioleta.

“Exponiendo a bebés ratas a luz directa, a las mamás ratas incluso embarazadas y los bebés de esta especie animal, pudimos comprobar que nacen con daño en su material genético”, afirmó.

El investigador añadió que la exposición a este tipo de iluminación puede dejar daños progresivos y no evidentes a primera vista.

“La persona por ejemplo, no se da cuenta porque ese agente no es tan evidente, pero se va acumulando hasta que desemboca algo, las personas por ejemplo que se ponen uñas postizas deben saber que las lámparas que se utilizan para el sellado son de luz ultravioleta”, expuso.

De hecho, comentó que ya se cuenta con publicaciones en revistas de amplio prestigio nacional e internacional, respecto a esta temática con la autoría de él y sus investigadores.

Recordó que la luz ultravioleta, suele utilizarse incluso en el ámbito doméstico en donde las personas hacen uso de lámparas con este agente para matar moscos e insectos.

“Esa luz de entrada produce daño a los ojos, nosotros ya lo publicamos, y hemos visto que están en el ADN en varios organismos”, puntualizó.

Dijo que es factible en mujeres embarazadas, que los daños ocasionados por genotóxicos se transfieran a los bebés, dado investigaciones del Laboratorio a su cargo que se han realizado ya, incluso con niños que nacieron de forma prematura.

“Los niños prematuros presentaban micronúcleos, es decir pedazos de cromosomas, con la prueba que hacemos, sabemos que a lo que se expuso ese organismo es genotóxico”, manifestó.

El bebé puede estar recibiendo todo esto, supongamos que las mamás de esos bebés se expusieron a “algo sin saberlo”, resaltó el investigador del IMSS Jalisco, con 30 años de trayectoria en la institución.

Entradas relacionadas