Irak impone más sanciones al Kurdistán, ahora contra firmas de telefonía

Bagdad, 9 Oct (Notimex).- El gobierno central de Irak exigió hoy las compañías de telefonía móvil en el Kurdistán, en el norte del país, trasladar sus sedes a Bagdad y poner sus redes bajo su autoridad, como parte de las medidas punitivas tomadas en respuesta al referéndum celebrado hace dos semanas en esa región autónoma.

El Consejo de Ministros para la Seguridad Nacional, presidido por el primer ministro iraquí, Haidar al-Abadi, publicó un decreto según el cual las redes de teléfonos celulares deber ser controladas por el gobierno federal y transferirse a Bagdad.

Aunque no identifica las redes, se cree que la media está dirigida contra las principales firmas iraquíes, Korek Telecom y Asiacell, con sede en Erbil y Suleimaniya, de forma respectiva.

El servicio de prensa del primer ministro iraquí tampoco detalla cómo se aplicaría la medida y si sus licencias serían derogadas por el gobierno central si no acatan la orden.

Korek Telecom y Asiacell mantienen estrechos vínculos con los dos partidos políticos que se han repartido tradicionalmente el poder en el Kurdistán iraqí, el Partido Democrático del Kurdistán y la Unión Patriótica del Kurdistán.

El Ministerio kurdo de Transportes ha insistido en varias ocasiones en que todas las empresas de telecomunicaciones están sujetas a la autoridad iraquí.

La oficina de prensa de al-Abadi recordó también que las medidas previas se hallan totalmente vigentes, entre ellas la suspensión de todos los vuelos hacia y desde el Kurdistán desde el 29 de septiembre.

Estas medidas llegan después de que el Kurdistán iraquí celebró el pasado 25 de septiembre un referéndum de independencia, en el que casi el 93 por ciento de los kurdos votó a favor, según resultados publicados por la Comisión Electoral de la región autónoma.

Irak ha pedido a las autoridades del Kurdistán cancelar el resultado del plebiscito, el cual calificó de unilateral y contrario a la Constitución.

A la independencia del Kurdistán se opone no sólo el gobierno central iraquí, sino también la mayoría de los países vecinos porque amenaza la integridad de Irak y socava la lucha contra los yihadistas del Estado Islámico (EI).

Los países vecinos de Irak, especialmente Turquía, Irán y Siria, temen que la medida de la independencia kurda iraquí amenace su integridad territorial, ya que una gran población de kurdos vive en esos países.

Entradas relacionadas