Jornada violenta y de luto en Hong Kong por muerte de estudiante

Comparte en tus redes sociales...

Hong Kong vivió una noche de violencia y luto con diversos actos vandálicos y vigilias, en protesta por la muerte de un estudiante

Hong Kong vivió una noche de violencia y luto con diversos actos vandálicos y vigilias, en protesta por la muerte de un estudiante que cayó de una planta a otra de un edificio cerca de una zona donde se desarrollaba una manifestación.

Miles de personas participaron en las vigilias con velas que se llevaron a cabo en al menos nueve distritos durante la noche del viernes al sábado, según el diario independiente South China Morning Post.

El muerto, Chow Tsz-lok, un alumno de 22 años de ciencias informáticas de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Hong Kong, se encontraba en coma en estado crítico desde que el pasado domingo se cayó del tercer al segundo piso de un aparcamiento en un edificio situado cerca de una zona de enfrentamientos entre policías y manifestantes.

Se desconoce si el estudiante se estaba manifestando y las razones de que se encontrase en el aparcamiento, así como qué fue lo que provocó su caída, pero según la televisión pública local RTHK los policías habían disparado varias salvas de gas lacrimógeno en la zona.

Así, podría tratarse de la primera muerte relacionada con la acción policial durante las protestas antigubernamentales registradas en la antigua colonia británica desde el pasado mes de junio.

La Policía local negó el viernes categóricamente que tuviese algo que ver con la muerte del joven al tiempo que expresó sus condolencias por su deceso.

El gobierno de la urbe, por su parte, prometió que la policía llevará a cabo “una investigación exhaustiva” sobre el incidente.

Wei Shyy, rector de la Universidad de Ciencia y Tecnología a la que pertenecía Tsz-lok, emitió una declaración pública exigiendo una “investigación exhaustiva e independiente”, una situación que no impidió que grupos de manifestantes asaltaran el campus.

Horas después de que se anunciara la noticia, publica el SCMP, los manifestantes se alborotaron en el campus, atacaron la residencia de Shyy y destrozaron al menos tres cafeterías y un banco ubicados en su interior.

Según denunció la Policía de Hong Kong en un comunicado, otros grupos de manifestantes “alborotadores” establecieron barricadas en Causeway Bay, Mong Kok, Tseung Kwan O, Sha Tin, Tuen Mun y Yuen Long, “causando serias obstrucciones al tráfico”.

Algunos de ellos lanzaron ladrillos y objetos duros a los policías y causaron destrozos en tiendas y estaciones del metro “violando gravemente la paz pública“, mientras que otro grupo lanzó bombas de gasolina hacia la estación de policía de Tin Shui Wai.

Hasta ahora, se habían registrado en Hong Kong algunos suicidios supuestamente relacionados con las protestas, y también se generaron rumores de muertes derivadas de la acción de los antidisturbios, muy criticada por los manifestantes, quienes consideran que emplean una fuerza desproporcionada.

Las protestas en Hong Kong comenzaron en junio a raíz de un polémico proyecto de ley de extradición, ya retirado por el gobierno, pero han mutado hasta convertirse en un movimiento que busca una mejora de los mecanismos democráticos de Hong Kong y una oposición a la cada vez mayor injerencia de Pekín.

Con informción de EFE

Entradas relacionadas