Jóvenes apuestan por ciencia y tecnología para crear una mejor sociedad

México, 22 Oct (Notimex).- La ciencia y la tecnología desarrollada por jóvenes mexicanos con pasión y talento, dispuestos a expandir su mente a nuevas formas de trabajo, es la clave del progreso del país y del crecimiento humano, opinaron los tres adolescentes ganadores del programa #LocosXCiencia.

 

Por Sharon Cuandón

Jessica Morales Aguilar, Irazú Alamillo Dávila y Juan Esteban Reyes Moreno, elegidos este año para visitar la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio estadounidense (NASA) y las compañías más renombradas en Silicon Valley, como Google y Facebook, entre otras, compartieron su experiencia con Notimex.

“No tengo palabras para definir todo lo que vi, pero lo que más me impactó es que compañías como Netflix y Google, tienen algo raro que en México no estamos acostumbrados y es que trabajan de una forma más libre, en conjunto y nadie es más que el otro, todos aportan para salir adelante y dar paso a la creación y la innovación”, describió Jessica, estudiante de la Escuela Secundaria Técnica número 83.

La joven mexicana expresó que aprendió que “la inspiración y la pasión son importantes para seguir lo que más nos gusta, mientras que cuestionar nuestro entorno para descubrir nuevas herramientas que nos facilite la vida, es indispensable para el progreso y crecimiento de cualquier sociedad”.

Por su parte, Esteban, de la Escuela Secundaria Técnica 99, consideró que conocer más de cerca cómo se aplica la ciencia y la tecnología, de una manera educativa y divertida, le abrió los ojos a caminos nuevos y a sentir el futuro en el mundo real.

“Yo invito a los jóvenes mexicanos a que se atrevan a vivir esta experiencia que muestra nuevos procesos y dinámicas de investigación. El límite es el cielo y ni siquiera eso, porque nuestra capacidad es ilimitada”.

Con apenas 16 años de edad, Irazú también resultó ganadora de la primera edición de #LocosXCiencia en México, con un cómico monólogo sobre el ADN, y manifestó que tras su viaje se siente interesada por una carrera que implique programación, robótica o cibergenética.

“Después de visitar Facebook, Linkedin y otras compañías, me di cuenta de las grandes oportunidades que hay, de que existen otros mundos y al mismo tiempo entendí que no sólo en Estados Unidos o Japón se pueden lograr grandes avances, en México también se puede hacer investigación y hacer crecer el país”.

La directora de Fundación Telefónica, Nidia Chávez, explicó que el certamen fue iniciativa de dicha organización junto con la Administración de Servicios Educativos de la Ciudad de México, Big Van, Científicos Sobre Ruedas y Fundación Robotix.

El objetivo del programa tuvo como fin impulsar la elección de carreras científico-tecnológicas entre alumnos de secundarias y preparatorias públicas de México, a través de proyectos divertidos y atractivos para los jóvenes. En este caso, cada participante construyó un monólogo humorísticos en el que se abordara una temática científica.

Con sus proyectos “El amor (bioquímicamente hablando)”, “Receta familiar” y “La imagen del infinito”, Jessica, Irazú y Juan Esteban, respectivamente, tuvieron la oportunidad de visitar Silicon Valley, la NASA, y de conocer a directivos de empresas como Samsung, y así reforzar su intención de cursar alguna carrera científica.

“Fue una experiencia que nos dejó un muy buen sabor de boca porque había muchas niñas interesadas en el proceso y los tres monólogos fueron hechos con mucha calidad y humor. El talento mexicano nos dejó sorprendidos, sus proyectos se hicieron de manera magistral”.

La directora refirió que los jóvenes, cuando tienen que decidir que carrera cursar, la ciencia no está dentro de sus primeras tres opciones porque tienen la mala idea de que es un campo difícil y complejo.

“Fundación Telefónica propone abrir estos espacios para que los niños entiendan no sólo que puede ser divertida y atractiva, sino que está muy relacionada con el nivel de desarrollo de los países”, dijo.

A través del programa se buscó también que los adolescentes tomen decisiones que los hagan felices y sean asertivas, además de influir en su autoestima y que desarrollen competencia, indispensable para vivir en este siglo.

“Es necesario fomentar en ellos la capacidad de comunicarse asertivamente, de resolver problemas, ser empáticos y estar conscientes de la realidad que los rodea. Desarrollar en ellos estas competencias que les permitirán hacer o llevar a cabo proyectos como ciudadanos responsables, consecuentes con el plan de vida que se plantearon”, especificó.

Adelantó que la intención es continuar el programa para 2018 en otras partes de México y no sólo en la Ciudad de México, y sumar a los tres ganadores del certamen de la primera edición para que cuenten a otros jóvenes su experiencia.

“También queremos incluir a un científico mexicano al proyecto en el que participan ya profesionales españoles, y estoy segura de que lo lograremos”.

Tanto este programa como otros de Fundación Telefónica buscan tender puentes y complementar la formación de los jóvenes que tienen ganas de hacer algo distinto por sus países.

 

Entradas relacionadas