La diabetes es incurable. Sin embargo, hay mucho que podemos hacer para mantenerse en control

Las complicaciones de la diabetes son muchas. Algunas de ellas representan una importante causa de discapacidad y otras deterioran el cuerpo hasta producir la muerte.

/cms/uploads/image/file/342863/IMG_8868.JPG

Entre las complicaciones a largo plazo se encuentran daños en los nervios, retinopatía diabética, ceguera, pie diabético, amputaciones, daño renal, insuficiencia renal crónica, dificultad para controlar la tensión arterial y el nivel del colesterol, disfunción eréctil, entre otras.

/cms/uploads/image/file/342865/IMG_9005.JPG

Aunado a las complicaciones, hay enfermedades que pueden coexistir con la diabetes. Algunas de ellas son la tuberculosis, el cáncer, la depresión, las dislipidemias, enfermedades de la tiroides y del corazón, entre otras.
Por si esto fuera poco, la atención a la diabetes representa un enorme costo para el sistema de salud y para el gasto de las familias.
Cifras publicadas por la Academia Nacional de Medicina de México en 2015 estimaron que los costos directos de la diabetes superaban los 3 mil 400 millones de dólares, y los costos indirectos alcanzaban más de 4 mil 300 millones de dólares.

/cms/uploads/image/file/342864/IMG_8817.JPG

 

 

Entradas relacionadas