La subsecretaria de Hacienda y Crédito Público ofreció una conferencia magistral en el Encuentro Anual de la AMIB

La subsecretaria de Hacienda y Crédito Público, Vanessa Rubio Márquez, participó en el Encuentro Anual de la Asociación Mexicana de Intermediarios Bursátiles (AMIB), el pasado 27 de septiembre en la ciudad de Cancún. En una conferencia magistral, la subsecretaria Rubio habló de los retos, las fortalezas y los resultados de la economía mexicana.

Rubio Márquez hizo un recuento de los choques y retos enfrentados por la economía mexicana desde hace un año, entre los que destacó la volatilidad de los mercados financieros derivados del Brexit; la menor producción y los menores precios del petróleo; el menor crecimiento global; el menor crecimiento de las principales economías del mundo en 2016 (Reino Unido y Alemania 1.8 por ciento; EEUU 1.0 por ciento; Canadá 1.5 por ciento; y Francia 1.2 por ciento; mientras México creció 2.3 por ciento); el decrecimiento promedio de la región latinoamericana en el mismo año (-1.5 por ciento); la menor producción industrial en EEUU que es la fuente principal de demanda de exportación mexicana; la incertidumbre previa y posterior a las elecciones en EEUU; perspectivas negativas de dos calificadoras respecto a la economía mexicana y los desastres naturales enfrentados por nuestro país.

No obstante todo lo anterior, destacó la subsecretaria Rubio, México es una historia clara de fortaleza y resistencia bajo cualquier métrica: crecimiento del PIB (3 por ciento al segundo trimestre del año); crecimiento anual del IGAE; 2.9 millones de empleos creados que rompen record  de cualquier administración; la tasa de desocupación más baja desde 2005 (3.5 por ciento); e incrementos en consumo privado; ventas ANTAD; producción, exportación y venta de autos; exportaciones totales; remesas; turismo; inversión; e inversión extranjera directa.

Todo lo anterior, explicó, es resultado de las finanzas públicas sanas, del cumplimiento de las metas fiscales, del buen desempeño de Pemex, de un sistema financiero sólido y bien capitalizado, de la instrumentación de las reformas estructurales y de contar con fuertes esquemas de protección y resistencia  como lo son las reservas, la línea de crédito flexible del Fondo Monetario Internacional (FMI), los fondos de estabilización, las coberturas cambiarias, y los fondos, seguros y bono catastrófico.

El evento contó con la presencia de diversos intermediarios bursátiles como son: casas de bolsa, operadoras y distribuidoras de fondos de inversión, Afores, asesores independientes, bolsas de valores, bancos, aseguradoras y otras autoridades del sector financiero.

La Asociación Mexicana de Intermediarios Bursátiles es una institución no lucrativa, donde concurren inversionistas y emisores de valores. Su objetivo es fortalecer la intermediación bursátil y el desarrollo del mercado de valores.

 

Entradas relacionadas