Mensaje a medios de comunicación del Presidente de la República Eslovaca

“Hoy en día, México es el mayor socio comercial de Eslovaquia en América Latina. Los dos países tienen mucho en común. Los dos países tienen una alta cuota de mercado en cuanto a la industria automotriz”.

De verdad, venir aquí, en la primera Visita de Estado, en un país tan bello como es México, es un gran honor para mí.

Muchas gracias, señor Presidente, por esta cordial bienvenida.

Antes que nada, me gustaría expresar mi profundo pesar por el terremoto destrozador que ha sacudido su país recientemente. Y también, me gustaría expresar mi admiración por como sus ciudadanos hayan afrontado esta adversidad, y como se han mostrado solidarios en esos tiempos difíciles. Y también, nuestro país, Eslovaquia, quiere ofrecerle una ayuda financiera.

Con el señor Presidente hemos coincidido en que las relaciones entre nuestros países están en un nivel muy bueno, pero, también, hemos coincidido en que hay un espacio para más desarrollo, sobre todo, en el ámbito económico. Y, por ello, estoy muy feliz de que hoy se hayan confirmado los memorándums de cooperación.

Ya, hoy en día, México es el mayor socio comercial de Eslovaquia en América Latina. Los dos países tienen mucho en común. Los dos países tienen una alta cuota de mercado en cuanto a la industria automotriz, y Eslovaquia es el mayor fabricante de coches per cápita en el mundo.

Con el señor Presidente, hemos coincidido, también, en otras cosas que nos unen.

Por ejemplo, los dos países dependen de socios fuertes comerciales. Desde el punto de vista de Eslovaquia, es la Unión Europea, desde el punto de vista de México, son los Estados Unidos de América. Pero, también, hemos dicho y reconocido que tenemos gente muy trabajadora, muy honesta, y es lo que nos une, también.

Y si pensamos en cómo podemos ensanchar nuestra cooperación económica, la solución está en la gente, y hay que promover que la gente se conozca mejor, que se reúna y, por ello, también me da mucho gusto que en esta Visita de Estado esté también un grupo de empresarios y académicos, y espero que con estos contactos que entablemos aquí, espero que podamos reforzar nuestra cooperación económica.

Estoy muy feliz. Yo sé que la cifra no es muy grande, pero para Eslovaquia sí lo es, que 150 estudiantes mexicanos han venido; vinieron el año pasado a nuestro país a estudiar y espero que ellos, también, sean una especie de embajadores y comunicadores entre nuestros dos países en el futuro.

Eslovaquia, por supuesto, es un país mucho más pequeño que México, pero también forma de la Unión Europea. Es un mercado de más de 500 millones de personas.

Entre la Unión Europea y México hay asociación estratégica, y con el señor Presidente hemos hablado hoy, también, sobre un acuerdo global modernizado entre la UE y México, que se está negociando ahora, y yo he asegurado al señor Presidente de que Eslovaquia va a hacer todo lo posible para que se pueda firmar este acuerdo cuanto antes, y para que queden satisfechas las dos partes.

En el mundo de hoy, tenemos que unirnos. No podemos dejar que nos separemos, que haya fragmentación. Todos los valores comunes de la democracia y de la libertad deberían unirnos, no separarnos.

Ninguno de los retos al que nos enfrentamos, ya sea el cambio climático, el calentamiento global, la migración, el desarrollo económico, los países no pueden solventar y afrontar estos retos solos.

El mundo, gracias a los nuevos medios de comunicación, nos parece más pequeño, y es la obligación y el deber de nosotros, de los líderes de los países democráticos, buscar los instrumentos para que estemos más cercanos, porque tenemos que unirnos, no separarnos.

Una vez más, me gustaría agradecerle al señor Presidente, la cordial bienvenida y la hospitalidad. Y me gustaría mucho si pudiéramos devolver el favor, en una visita de Estado a Eslovaquia.

Muchas gracias.

 

Entradas relacionadas