Nueva York vive su día más mortífero por la pandemia de COVID-19

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ofreció en una rueda de prensa los nuevos datos de muertos, que en total superan los 7 mil en todo el estado

El estado de Nueva York perdió a 799 personas por coronavirus en las últimas 24 horas, un nuevo máximo diario que envía una nueva señal de alarma al resto de Estados Unidos, donde los hospitales se apresuran a buscar camas y ventiladores para sus unidades de cuidados intensivos.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ofreció en una rueda de prensa los nuevos datos de muertos, que en total superan los 7 mil en todo el estado, y anunció que se contratarán a empleados de otras funerarias para poder lidiar con el volumen de cuerpos, que ya ha colapsado las morgues.

Por segundo día consecutivo, Cuomo aludió a los ataques del 11 de septiembre de 2001 para explicar a los ciudadanos que el virus es, de la misma forma, “una explosión silenciosa que se extiende por la sociedad de la misma manera aleatoria y con la misma maldad” que los atentados.

Hospitalizaciones disminuyen en la Gran Manzana

A pesar del aumento de muertes, Cuomo también ofreció esperanza al asegurar que Nueva York está logrando “aplanar la curva” de la pandemia gracias al confinamiento.

Muestra de ello es que, en las últimas dos semanas, el número de pacientes hospitalizados ha crecido más despacio al pasar de un 20 mil cada día a un incremento de un punto porcentual diario esta semana.

Así, en las últimas 24 horas el número de nuevas hospitalizaciones cayó a 200, frente a las más de mil 400 que llegaron a registrarse en algunos días de la semana pasada, mientras que los ingresos en cuidados intensivos fueron 84, cuando en las peores jornadas se acercaron a 400.

De este modo, el estado dispone ahora mismo suficientes de camas y equipos vitales, como respiradores, y se aleja de las peores proyecciones para las que se estaba preparando.

El peor de los escenarios que manejaban las autoridades, elaborado por la Universidad de Columbia, planteaba la posibilidad de que solo en la ciudad de Nueva York fuesen necesarias 136 mil plazas hospitalarias, cuando en todo el estado hay unas 90 mil, incluyendo toda la capacidad adicional que se ha preparado en las últimas semanas, pues antes de la crisis había 53 mil.

Hospitales en EE.UU. no tienen suficientes camas

Ante la situación en Nueva York, muchos estados del país han acelerado sus preparativos para conseguir más camas y ventiladores para sus unidades de cuidados intensivos.

En EE.UU., donde viven 330 millones de personas, solo hay 19 mil 400 camas disponibles en las unidades de cuidados intensivos y al menos 20 de los 50 estados del país no tienen los recursos para atender a los pacientes más graves, de acuerdo a datos de este jueves de la Universidad del estado Washington.

Al hilo de estos datos, el diario The Washington Post ha hecho una investigación para analizar qué ocurriría en EE.UU. si durante un año se enferman el 20 por ciento de los adultos y si, al mismo tiempo, el 20 por ciento de esos infectados necesita ser hospitalizado, algunos de ellos en cuidados intensivos.

Esa investigación muestra que 76 millones de personas en EE.UU., es decir, el 30 por ciento de la población adulta vive en áreas que no tienen suficientes camas en las unidades de cuidados intensivos.

En el caso de los ventiladores, el escenario es aún peor, ya que casi la mitad de los estadounidenses no podrá acceder a ese mecanismo para seguir respirando, de acuerdo al Post.

Desacuerdos en el Congreso sobre ayuda a hospitales

Frente a este panorama, los demócratas del Congreso de EE.UU. han estado presionando en los últimos días para incluir 250 mil millones de dólares para hospitales en un nuevo paquete de estímulo de 2.5 billones de dólares para suavizar el parón económico, que ha dejado a 17 millones de personas sin empleo.

“No queremos que la tragedia del coronavirus exacerbare las desigualdades en nuestro país o que las solidifique”, manifestó este jueves la líder demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, en una llamada con periodistas.

Frente a los intentos de los demócratas para aumentar los fondos para los hospitales, los republicanos han contraatacado con otra propuesta de 250 mil millones de ayuda para pequeños negocios.

A pesar de los desacuerdos, Pelosi aseguró que seguirá negociando con la Casa Blanca y los republicanos del Congreso para intentar llegar a un acuerdo.

En EE.UU., más de 450 mil personas se han contagiado y más de 16 mil han muerto por el virus, de las que casi la mitad (7 mil) vivían en el estado de Nueva York, según los últimos datos de la Universidad Johns Hopkins.

Con información de EFE

Entradas relacionadas