Rompiendo mitos de lo que es “para mujeres” y “para hombres”

Así como desde la infancia podemos acostumbrar a las niñas a pensar que ellas son las responsables de cuidar a los bebés, o a los niños a ser las mentes maestras detrás de sus superhéroes favoritos, también podemos fomentar en ellas y ellos habilidades diversas y flexibles que les demuestren que son igualmente capaces e inteligentes, y que las responsabilidades del hogar son y deben ser compartidas.

Debemos dejar de pensar que es raro que un niño quiera jugar a la “cocinita”, o que no tenga ningún interés en los deportes, e impulsar que las niñas también se involucren en actividades científicas, que jueguen a los cochecitos o inspirarlas a que quieran disfrazarse de otra cosa que no sea una princesa.

 

Entradas relacionadas