Salud y seguridad social

Como trabajador formal tienes acceso a servicios de salud y seguridad social con el IMSS. Tú y tu familia pueden ser atendidos por médicos y especialistas cuando lo necesiten, y además reciben medicamento para los tratamientos que requieran.

Cómo funciona

Te puedes dar de alta en el IMSS con una cuota preferencial que tiene descuentos por hasta diez años.

Como patrón y autoempleado que decida incorporarse puedes tener los beneficios de salud:

Atención de enfermedades.

Seguro de maternidad.

Seguro por invalidez y vida.

Seguro por retiro y vejez.

Los patrones también tienen seguro de riesgo de trabajo.

Además, al ser formal cuentas con seguridad social para tu futuro. Puedes ahorrar y tener un apoyo del gobierno en tus ahorros para que, cuando decidas dejar de trabajar, estés protegido con una pensión, así como en caso de un accidente o una enfermedad.

La seguridad social del IMSS te permite acceder a servicios de guarderías infantiles para que tus hijos estén cuidados mientras tú trabajas.

Con la seguridad social del IMSS puedes obtener:

Ahorro para tu retiro y el de tus empleados.

Seguro por accidentes e invalidez.

Pensión al dejar de trabajar.

Pensión por viudez o por orfandad.

Cuotas subsidiadas de tus pagos de 50%.

Qué necesitas

Para darte de alta en el Instituto Mexicano del Seguro Social necesitas:

Ser formal al estar inscrito al Régimen de Incorporación Fiscal.

No haber cotizado al IMSS o al Infonavit durante los 24 meses previos a la solicitud del beneficio, a menos hayas estado inscrito en el Régimen de Pequeños Contribuyentes y cumplido tus obligaciones hasta el 15 de febrero de 2014.

Solicitar tu incorporación.

Obtén tu Número de Seguridad Social aquí.

Inscríbete al Régimen Voluntario del IMSS aqui.

Si eres patrón, inscríbete en el Registro Patronal del IMSS aquí.

Entradas relacionadas