Ve Leo Zuckermann a Ricardo Anaya como una decepción

“La campaña de (Ricardo) Anaya ha sido una del montón. Nada nuevo. Nada contundente. Nada de nada”, externa el columnista.

México.- “La campaña de (Ricardo) Anaya ha sido una del montón. Nada nuevo. Nada contundente. Nada de nada.”

Así lo percibe Leo Zuckermann en su columna, en la que sostiene que pensó que el abanderado de la coalición “Por México al frente” comenzaría su campaña a tambor batiente y que lanzaría “una estrategia electoral perfectamente diseñada” para bajar desde el primer día bajar a Andrés Manuel López Obrador de las encuestas.

Sin embardo, Anaya Cortés ha resultado una “decepción”, que no ha asestado “ni un golpe” al candidato del Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

En ese sentido, el columnista hace hincapié en la posición de Anaya, pese a la “pelea encarnizada para quitar del camino a su padrino político, Gustavo Madero, al expresidente Felipe Calderón y a su popular esposa, Margarita Zavala, al poderosísimo exgobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, y al exjefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera”.

“Tanto rompimiento con el gobierno de Peña y nada”, expone Zuckermann, quien cuestiona qué le ha sucedido al expanista.

Y plantea que la posible pobreza política de Anaya se deba al ataque del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto y el PRI en su contra.

“Lo del terreno que compró y luego vendió como nave industrial generándole un buen rendimiento económico”, podría ser aunque lo cierto es que nunca le comprobaron nada. “Sólo amenazaron con perseguirlo judicialmente por lavado de dinero”.

Cuestiona si “acaso el golpe desequilibró al llamado ‘Joven Maravilla’ (o) ¿Fue de tal tamaño como para haberlo mandado a las cuerdas? ¿Como para haber perdido las ganas de hacer una campaña innovadora, golpeadora y disruptiva?”

Pregunta si lo de la nave industrial “¿lo habrá desequilibrado sicológicamente al punto de no estar listo para lanzarse con toda la energía y determinación que le habíamos visto al ‘cepillarse’ a sus contrincantes en la búsqueda de la candidatura presidencial?”

También plantea que posiblemente Anaya no estaba preparado para ser candidato. “Que le quedó grande el puesto. Que, a la hora de la verdad, le anda faltando la madurez, experiencia y resolución que dan los años”.

“Yo no sé qué pasó con Ricardo Anaya”, señala Leo Zuckermann, quien insiste en que ha dejado pasar “dos semanas importantísimas sin haber hecho nada”.

Reclama que “su campaña no transmite ni emociones ni mensajes. No se entiende qué quiere vender. Y, lo más importante, no se ha peleado con el puntero”.

Ante este panorama, señala que si sigue así, Anaya no va a ganar. “De milagro continúa en segundo lugar porque el candidato que va en tercero, Meade, carga con la pesada lápida de la impopularidad del presidente Peña y del PRI”.

En su texto, publicado en Excélsior dice que si el “Joven Maravilla” quiere ganar, debe comenzar bajando a López Obrador del Olimpo en el que se encuentra.

En el debate presidencial que se llevará a cabo el domingo, Anaya tendrá una excelente oportunidad, considera el escritor, quien agrega que “de manera contundente, deberá lanzarse en contra de AMLO, tal y como hizo en contra de Manlio Fabio Beltrones en un debate televisivo después de las elecciones de 2016”, cuando lo dejó viendo estrellitas en la lona.

“¿Irá Anaya a noquear a AMLO? Ya veremos. Por lo pronto, su campaña ha sido una total decepción. Lo único que ha producido son bostezos”, externa en su texto.

REDACCIÓN SDPNOTICIAS.COM

mar 17 abr 2018 09:46

Entradas relacionadas